Un día cualquiera…

Hace poco que ha amanecido. A las 7.30 am comenzamos nuestro primer lance con la roseta oceanográfica/CTD. La roseta está equipada con 24 botellas para recoger muestras de agua desde la superficie al fondo del océano, y dispone de diversos sensores para realizar perfiles en tiempo real de temperatura, salinidad, densidad, clorofila, carbono orgánico disuelto, turbidez, partículas, oxígeno, irradiancia y velocidad de la corriente. Aparte le hemos instalado un UVP (“Underwater Vision Profiler”), cedido por el instituto GEOMAR de Kiel, para fotografiar partículas y organismos en el agua.

Rosette

Roseta oceanográfica & CTD

Cuando la roseta llega de nuevo a la cubierta del barco, con las botellas repletas de agua, se toman muestras para diferentes tipos de análisis (oxígeno, nutrientes inorgánicos, materia orgánica, isótopos naturales, plancton, clorofila, ADN, producción primaria, metabolismo respiratorio, etc.) siguiendo un estricto orden de muestreo previamente establecido. A lo largo del día y de la noche tendremos nuevos lances con la roseta/CTD para obtener agua a diferentes profundidades, con distintos objetivos específicos.

CTD Profile

Registros de sensores del CTD en la columna de agua

En medio de los lances, utilizamos redes de plancton para capturar zooplancton y peces pequeños que llevan a cabo migraciones verticales diarias desde las profundidades del océano a la superficie, donde se alimentan durante la noche (para escapar de sus predadores) y regresan al abismo al amanecer. Muchos de estos peces de profundidad –a pesar de su pequeño tamaño- muestra unas bocas enormes, provistas de afilados dientes, que le sirven para atrapar a sus presas, que atraen encendiendo sus “linternas” (fotóforos bioluminiscentes que llevan a lo largo del cuerpo y en antenas sobre la cabeza).

Turbomap

Lanzando el Turbomap

También utilizamos una gran botella de 100 litros (“SnowCatcher”) para recolectar partículas y estudiar la dinámica y fauna microbiana asociada de estos agregados que se hunden en el océano, formando la denominada “nieve marina”. Por último, antes de partir hacia una nueva estación, lanzamos un perfilador vertical (“Turbomap”) para estimar los procesos de mezcla en la columna de agua. Todo en su conjunto está orientado hacia el mismo objetivo: poder entender los mecanismos del transporte de materia orgánica desde la superficie del mar al fondo del océano, mediado por procesos biológicos, y su trascendencia a nivel del océano global en el secuestro de carbono de origen antropogénico.

pez

Pez abisal

La vida en los laboratorios del barco es frenética. Se trabaja mañana, tarde y noche… pero siempre hay tiempo para disfrutar de las vistas del mar que nos rodea todos los días, o de un rato de relax en las zonas de descanso. A medida que nos vamos acercando hacia la costa de África, las aguas son más productivas y podemos observar más animales en el mar: peces voladores, calamares, delfines… Hoy toca celebrar dos cumpleaños!

Flying fish

Pez volador

Javier Arístegui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s